Estrategias para el manejo docente de la comunicación con los alumnos con TDAH

Los alumnos con TDAH tienen un bajo nivel de funcionamiento ejecutivo y un perfil de “#aprendizaje lento” al presentar dificultades para seguir un ritmo normal en el aula y manifestando problemas de memoria, menor capacidad de expresión y de comprensión para los ESTÍMULOS VERBALES,  así como conflictos para evocar y recuperar la información aprendida, “oyen pero no escuchan”.

Los docentes en el aula deberán comprender las dificultades de comunicación que tienen los alumnos como consecuencia de tener TDAH y ser sensibles al problema.

fb_img_1460739917642.jpg

Para que los alumnos aprendan a escuchar es necesario impulsar los siguientes estrategias:

  • Antes de brindar cualquier instrucción solicitar a todo el grupo que mire al docente a los ojos, para que así asegurarse que todos estén poniendo atención.
  • Dar instrucciones precisas, cortas, en oraciones que indiquen por pasos lo que se debe hacer, marcándolos: Paso número 1, Paso número 2, Paso número 3. No brindar más de tres instrucciones. Una vez dada la instrucción entonces verificar que el alumno que tiene TDAH la haya ejecutado y no se haya distraido.
  • Garantizar que cuando el docente brinda instrucciones éstas se repitan constantemente, se escriban en el pizarrón y además diciéndoselas a los alumnos con TDAH de manera directa.
  • Establecer programas de economía de fichas cuando los problemas de escucha impidan realmente la comunicación con los demás para promover la autorregulación de manera externa.
  • Hacer ejercicios o actividades que mejoren la escucha de los estudiantes como el juego del teléfono descompuesto, hacer telegramas como instrucciones para que los compañeros lo hagan Por ejemplo: redacta oraciones breves que den una orden para que una vez que se lean, el compañero las ejecute. “Baila con los brazos arriba”… orden que deberá hacer el que o leas.
  • Promover que los compañero de clase comprendan que es necesario repetir las instrucciones o bien lo que quieran decirle a su compañero.
  • Horarios visibles: Habilitar en el aula un espacio para colocar el horario semanal y permitir que lo consulten siempre que sea necesario.
  • Listado de materiales para hacer los deberes: Esto le ayudará a organizarse y le facilitará el poder revisar que tiene las cosas necesarias para realizar todas las tareas.

Para que los alumnos con TDAH aprendan a comunicarse con los demás deben aprender a:

  • Tratar de pensar en lo que van a decir antes de hacerlo.
  • Identificar el orden en el que deben decir las cosas: qué pasó primero, qué pasó después, o bien qué quieren primero y qué quieren después.
  • Estructurar narraciones, anécdotas, cuentos, historias para que las cuenten en clase, siempre haciendo hincapié en lo que les cuesta más trabajo: organizar lo que dirán decirlo en una secuencia lógica y de acuerdo con los contextos que enfrentan.
  • Desarrollar las habilidades pragmáticas, es decir, cómo se usa el lenguaje de manera diferenciada de acuerdo con el tipo de contexto en el que se encuentra el sujeto: en el salón, en actos cívicos, en el relajo, en el juego, en los problemas y dificultades. Para esto los programas de economía de fichas son muy importantes.

Nuestro servicio de Arte Terapia para problemas de aprendizaje http://www.matisse.edu.pe

Anuncios
Estándar

EL PODER DE LA NEURODIVERSIDAD – CONSTRUYENDO UN MUNDO INCLUSIVO

Imaginemos Por un momento que nuestra sociedad se ha transformado en una cultura de Flores; digamos, por seguir el argumento, que los psiquiatras de esta sociedad están representados por rosas. Ahora, visualicemos un girasol que va la consulta psiquiátrica.

El psiquiatra (la rosa) prepara todas sus herramientas y, en una media hora, tiene el diagnóstico y le dice (al girasol): ”usted padece de gigantismo; es una dolencia que se puede tratar si se atiende a tiempo, pero por desgracia no hay mucho que hacer en esta fase del desarrollo. Sin embargo, disponemos de algunas estrategias que podrán ayudarlo a afrontar su trastorno”.

El girasol escucha estas sugerencias y abandona la consulta del doctor con su cabeza brillante, amarilla y marrón, pero totalmente cabizbajo.

El siguiente paciente es una aciano, una pequeña y algodonosa flor azul. La rosa psiquiatra le ofrece a la flor unas cuantas pruebas diagnósticas y un examen físico completo; entonces establece su juicio: “Lo lamento, flor de aciano, usted padece de trastorno de crecimiento. Creemos que es genético; sin embargo, no hay que preocuparse porque con el tratamiento apropiado aprenderá a vivir una vida productiva y exitosa en una parcela bien ¿irrigas en algún lugar”.

La flor aciano abandona la consulta del doctor sintiéndose más diminuta que cuando había llegado.

Por último, un tulipán entra en la consulta; el psiquiatra necesita solo cinco minutos para “decidir” cuál es su problema y le dice: “Usted padece TDP, o trastorno de déficit de pétalos; se puede controlar, aunque no curarse, con una fórmula magistral especialmente diseñada. De hecho, mi representante herbicida local me ha dejado algunas muestras médicas gratis por si quiere probarlas”.

Estos escenarios parecen ridículos, pero sirven como metáforas de cómo nuestra cultura trata las diferencias neurológicas entre los seres humanos.

Necesitamos un nuevo campo de neurodiversidad que pudiera concebir la diferencia entre los cerebros y que pudiese apreciar las diferencias que se dan dentro del espectro de las capacidades; las capacidades sociales, atencionales, de aprendizaje entre otras, y considerar las riquezas es estas, ya que no hay un cerebro normal, ni único, ni estándar.

Texto extraído de Alexia Rattazzi.

 

Estándar

DIDÁCTICA DEL ENFOQUE HOLÍSTICO

La didáctica contemplada desde una perspectiva holística no se encuentra limitada por su objeto o sus métodos, sino que trasciende los límites de las fronteras disciplinares que conducen al desarrollo de modelos integrativos que enlazan las estrategias cognitivas, los componentes volitivos, motivacionales, afectivo-emocionales, socioculturales y espirituales.
image

Estándar